Alumnos y profesores denuncian la situación del Conservatorio Superior de Málaga

- -

Noticias

El sindicato CSIF Educación Málaga denuncia a la delegación de la Junta de Andalucía 'el precario estado' en el que se encuentra el Conservatorio Superior de Música, los cuales exigen a la Junta de Andalucía unas instalaciones dignas para los profesores y alumnos con medios suficientes donde impartir una enseñanza de calidad.

Situación de abandono

Ventanas oxidadas, paredes esconchadas y llenas de humedades, cabinas con falta de insonorización, aulas sin climatización, instrumentos rotos o en mal estado, fallos en el sistema eléctrico,... La interminable lista que han detallado profesores y alumnos sobre el estado del centro detallan una situación de auténtica supervivencia, un despropósito que muestra la dejadez y el abandono de la Administración autonómica 'ante una problemática enquistada desde hace años'. Un edificio inaugurado en diciembre de 1971, el cual lleva décadas esperando mejoras.

El responsable de CSIF Educación Málaga, Francisco González, critíca que “el conservatorio se encuentra en una situación de abandono” y denuncia que la Administración “ha mirado hacia otro lado” a pesar de las sucesivas quejas de los afectados. “No estamos hablando de un problema nuevo, no ha surgido de la noche a la mañana, es la consecuencia directa de una actitud de dejadez”, añade.

Y si las carencias que se han citado anteriormente son graves, no son menos graves la casi nula adaptación del centro a las necesidades y enseñanzas que se requieren. Los alumnos arrastran y trasladan  instrumentos pesados para las clases de agrupaciones, o una vez a la semana subirlos a pulso al escenario. En cuanto a las carencias que se implican directamente en la actividad docente, se pueden ver en la falta de material, provocando que no haya instrumentos necesarios para desarrollar asignaturas, que los profesores lleven sus propios instrumentos o la dificultad de pagos de instrumentos porque no hay presupuesto. “Esto provoca algo tan increíble como que alumnado que en un futuro puede trabajar como docente llegue a obtener un título superior sin la posibilidad de haber visto una serie de instrumentos sobre los que supuestamente deberá enseñar”, explica Francisco González, que agrega que el material existente es amateur y, “en muchos casos, está obsoleto o inservible”.

La Asamblea de Profesores del centro y el alumnado han redactado un listado con una serie de reivindicaciones al que se ha sumado el CSIF registrando un escrito para que la delegada provincial de Educación, Mercedes García, reciba a los afectados. Desde la delegación de Educación aseguran que la delegada les atenderá personalmente en cuanto lo permita su agenda, para conocer las necesidades del centro.

Una situación cada vez más insoportable para los casi 400 alumnos y 80 profesores.